Comunicado de prensa ante las injerencias de la Ministra de Justicia española, Dolores Delgado

Los medios informativos han dado a conocer que el día 9 de agosto pasado la ministra de Justicia mandó a su homólogo italiano, Alfonso Bonafede, un escrito para interceder en favor de Juana Rivas, justificándose desde el Ministerio esta injerencia en el hecho de que tuvieron conocimiento de la preocupación de Juana Rivas por el bienestar de sus hijos, que podrían encontrarse en el lugar de residencia con su padre en una situación de riesgo.

Parece olvidar la ministra Dolores Delgado que Juana Rivas fue condenada a cinco años de cárcel por el secuestro de sus hijos, que es el padre quien por orden judicial tiene la custodia exclusiva de los menores y que la peligrosa es Juana Rivas y no el padre, como así ha quedado patente en el informe elaborado por los Servicios Sociales italianos, que recomiendan que la Justicia reduzca el contacto de Juana Rivas con sus hijos, que sus visitas sean supervisadas en todas las ocasiones y se limiten los viajes de los niños a España, durante las vacaciones, así como que trate sus desordenes de comportamiento respecto a sus hijos.

Si el Ministerio de Justicia, como Autoridad Central en materia de Cooperación
Jurídica Internacional, se considera en la obligación constitucional y legal de
interesarse por el bienestar de estos menores, lo que informan en su nota de prensa ¿cómo es que no han mostrado la misma diligencia por padres que han denunciando el secuestro de sus hijos y que sí se encuentran en situación de riesgo?

Ningún interés ha manifestado la Sra. Delgado por el bienestar de menores que han sido secuestrados por sus madres en otros países, como el caso de Carolina y o el de Hugo, cuyos padres llevan una larga lucha y muchos años sin ver a sus hijos. Padres que tienen la custodia y patria potestad en exclusiva y que han sido conocidos por los medios por lo escandaloso de sus situaciones y del riesgo al que pueden estar expuestos los menores.

La justicia italiana ha considerado que Juana Rivas es dañina para sus propios hijos, que sus continuas denuncias en Cerdeña, sin pruebas en opinión de la Fiscalia italiana, y sus intentos de manipular a los menores predisponiéndolos contra su padre. es perjudicial para ellos. Por ello consideramos que la ministra Delgado al interceder a favor de Juana Rivas, sin justificación alguna, se ha excedido en sus funciones y ha invadido el ámbito judicial, poniendo en peligro uno de los pilares fundamentales de la democracia como es la separación de poderes.

Queremos, por todo ello, mostrar nuestro enérgico rechazo a actuaciones de este tipo y solicitar que la ministra Delgado vele por el interés superior del menor cuando proceda y no en aquellos casos en los que, por tratarse de un padre y no de una madre, se ponga en duda que judicialmente se ha declarado, mediante sentencia, que no existe ningún peligro para los niños sino todo lo contrario.

Madrid a 11 de octubre del 2019

GenMad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.