GenMad denuncia que la última decisión del Ministerio de Irene Montero ‘destruye la presunción de inocencia del hombre

  • por

Antonia María Carrasco, mediadora y presidenta de esta asociación, analiza en Confilegal la resolución de 2 de diciembre de 2021 de la Secretaría de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género.

GenMad denuncia que la última decisión del Ministerio de  Irene Montero ‘destruye la presunción de inocencia del hombre’

Antonia Carrasco refiere que, en general, los hombres sienten «mucha vergüenza y miedo» de presentar denuncias de maltrato y que se ha dado el caso de que cuando ha ido a denunciarlo, en la Comisaría le han llegado a decir «calzonazos».

Antonia María Carrasco, mediadora y presidenta de la Asociación de Víctimas de la Ley de Violencia de Género GenMad, denuncia que la Resolución de la Secretaría de Estado de Igualdad y contra la violencia de género, publicada en el BOE del pasado 13 de diciembre«destruye la presunción de inocencia del hombre».

«Se va a seguir produciendo una situación de vulneración de la presunción de inocencia del hombre porque en los casos en los que no se haya iniciado el proceso judicial contra el hombre o en los que haya sido archivado o sobreseído el caso o incluso haya resultado absuelto, no se puede considerar una culpabilidad administrativa ya que esos hombres, a nivel judicial, no han sido condenados», precisa.

A su juicio, lo que provoca esta resolución es que «si ya tenemos adelgazadas las arcas del Estado, ahora van a estarlo muchísimo más». «Y ello porque en cuanto una mujer sin escrúpulos tenga problemas económicos puede pedir una acreditación de mujer maltratada, y con ello ya puede tener acceso a las ayudas previstas para mujeres víctimas de maltrato», indica Carrasco.

Y señala que «no debemos olvidar las cinco o seis redes de delincuentes que amañaban denuncias falsas de violencia de género por parte de inmigrantes ilegales con el fin de conseguir las ayudas previstas por este Gobierno y la regularización de sus papeles».

«Si consideramos que hasta la fecha de hoy se han interpuesto unos dos millones de denuncias a un mínimo de 426 euros por mujer, calculen el resultado que daría esto», añade.

Los juzgados de violencia sobre la mujer registraron en el primer trimestre del año 35.001 denuncias, en el segundo 40.721, y en el tercer trimestre 45.091.

La Resolución de la mencionada Secretaría de Estado del Ministerio del que es titular Irene Montero, de Unidas Podemos, contiene el Acuerdo de la Conferencia Sectorial de Igualdad del pasado 11 de noviembre.

En el mismo se describen las situaciones de supuesta violencia de género susceptibles de ser acreditadas bajo estas nuevas condiciones.

«Este acuerdo ya empieza mal porque comienza diciendo ‘violencia por razón de género‘, que es la que se ejerce sobre las mujeres por el mero hecho de serlo», resalta la presidenta de GenMad.

Carrasco explica que en su asociación, la mayoría de los casos que les llegan de mujeres maltratadas por sus parejas o exparejas «no son por motivos exclusivos de género, sino que son la inmensa minoría».

Según informa, los casos principales que les llegan «son por enfermedad mental, celos,drogadicción o alcoholismo. Son situaciones que se crean en parejas con una vida desestructurada debido o bien a drogadicción, alcoholismo o por problemas mentales, en muchos casos ni siquiera diagnosticados o que lo están pero dejan de tomar la medicación».

Desde su punto de vista, que «el mayor problema en España es que el feminismo radical presupone culpable de inmediato al hombre», una situación que se la encuentran en la asociación constantemente.

EL GOBIERNO ESTÁ INCUMPLIENDO 14 ARTÍCULOS DEL CONVENIO DE ESTAMBUL

Asevera que el anexo del acuerdo, en el que se habla de violencia por razón de género que se ejerce sobre las mujeres por el mero hecho de serlo «ya queda totalmente desvirtuada respecto de la realidad».

«La mayoría de los casos son de personas que tienen problemas de inseguridad en sí mismas o muchas de ellas con características celotípicas», expone.

La presidenta de GenMad denuncia que «el feminismo de nuestro país lleva ya 16 años, desde que se aprobó la ley de violencia de género, aprovechando para meterlo todo en un cajón de sastre y afirmar que todo es violencia contra nosotras por el hecho de ser mujeres».

«Y eso es una falacia terrible que están utilizando y que no deberíamos permitir», subraya.

Por otra parte, critica que «además, se permitan hacer alusión al Convenio de Estambul» cuando en realidad, según asegura, «lo que lleva ocurriendo en España desde el momento en el que se aprobó dicho convenio, el 11 de mayo de 2011, es que lo están incumpliendo sistemáticamente».

¿Por qué? «Porque han sesgado el Convenio de Estambul y solo les interesa el tema de las mujeres y las niñas».

Y denuncia que «no se ha desarrollado ninguna de las medidas contempladas en ese Convenio para la protección de los hombres que sufren violencia en el ámbito familiar».

«Por ejemplo, el Gobierno español incumple dicho Convenio en los artículos 1 y 3, en los que se manifiesta que hay que proteger a todas las víctimas de la violencia de género y doméstica, en los que se incluyen a los hombres. Se incumple el artículo 11, que establece que hay que hacer investigaciones y estadísticas de todo tipo de víctimas y en España se dejan fuera a los hombres maltratados y a los niños asesinados o maltratados por sus madres y/o cuidadoras».

«España incumple el artículo 13 del Convenio ya que no hay una sola campaña de sensibilización y prevención de la violencia que sufren los hombres. Se incumple el hecho de que no existe ningún protocolo de actuación cuando el hombre es la víctima», declara.

EL COLECTIVO DE HOMBRES HOMOSEXUALES ESTÁ DESPROTEGIDO TAMBIÉN

Además, indica que se incumple el artículo 18 del Convenio «en cuanto a que no hay medida alguna para proteger a los hombres que sufren violencia de su pareja para ponerlos a salvo, como sí las hay sólo para mujeres. Aquí, el colectivo de hombres homosexuales está doblemente desprotegidos».

«Se incumple el artículo 19 del Convenio ya que no hay ningún servicio de protección oficial para proteger a los hombres que sufren violencia doméstica o violencia íntima en la pareja (IPV). No hay ni tan siquiera un programa de seguimiento y vigilancia policial para estos casos. Se incumple el artículo 20 porque los hombres no cuentan con los medios que hay que establecer para asesoramiento jurídico y psicológico; asistencia financiera; servicios de alojamiento; educación, la formación y asistencia en materia de búsqueda de empleo; acceso a servicios de salud y servicios sociales, con recursos adecuados y profesionales formados para proporcionar una asistencia a las víctimas y orientarlas hacia los servicios adecuados», prosigue.

También, según asegura, se incumple el artículo 22 «ya que en España los hombres que sufren de violencia de pareja no percibida (IPV) no cuentan con apoyo de abogados especializados, ni con servicios especializados».

«Se incumplen el artículo 23 y el 24 que obliga a los gobiernos a tener un número de teléfono de asistencia (como el 016 para mujeres) específico para los hombres y resto de víctimas de violencia doméstica que no sean mujeres. Sólo Andalucía cuenta con este tipo de Servicio en este momento. Se incumple el artículo 26 del Convenio relativo a los programas de reinserción, se incumple el artículo 29 en cuanto a que el gobierno debe establecer ayudas económicas para los hombres víctimas de IPV y no hay una sola ayuda para ellos, ni hetero ni homosexuales», añade.

«Se incumple el artículo 30 ya que no hay un sistema de indemnizaciones para estos casos cuando la víctima es un hombre. Tampoco se establece la responsabilidad civil del estado en caso necesario, como establece el artículo 30 del Convenio. Se incumple el artículo 51 del Convenio que obliga a los estados a hacer una Valoración Policial de Riesgo (VPR) a los hombres víctimas de malos tratos, y se incumple el artículo 57 del derecho de los hombres que sufren malos tratos a la justicia gratuita y especializada», enumera.

HOMBRES MALTRATADOS POR SUS MUJERES

Carrasco subraya que el 70% de los hombres a los que han atendido en su asociación, con casi 11.000 personas atendidas desde 2011, son hombres maltratados por sus mujeres.

Hombres que han sido primero maltratados psicológicamente, en algunos casos pasaron también al maltrato físico, y en una gran mayoría terminan siendo maltratados por las instituciones a través de las denuncias instrumentales que sus mujeres les ponen».

«¿Imaginan a una mujer maltratada que denuncia pero es detenida por ello? Esto es lo que les ocurre a muchos hombres cuando van a denunciar que sufren malos tratos», lamenta.

La presidenta de GenMad destaca que «esto nos lleva a la conclusión de que desgraciadamente, las mujeres maltratadoras han encontrado una enorme herramienta para seguir maltratando a sus parejas».

También informa de que en general, los hombres sienten «mucha vergüenza y miedo» de presentar denuncias de maltrato y que se ha dado el caso de que cuando ha ido a denunciarlo, en la Comisaría le han llegado a decir «calzonazos».

La presidenta de GenMad es partidaria de la formación en materia de violencia intrafamiliar o doméstica a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a jueces, fiscales y operadores jurídicos y servicios asistenciales, pero «en una versión mucho más extensa que la que se está ofreciendo ahora mismo, ya que formando exclusivamente con perspectiva de género solamente son capaces de identificar a agresores y se les escapan entre las manos agresoras disfrazadas de víctimas», algo de lo que GenMad lleva alertando 10 años.

«Llevamos todo este tiempo advirtiendo de que las mujeres maltratadoras, con la herramienta que el Gobierno les ha facilitado, que es la ley integral contra la violencia de género, siguen maltratando cuando su víctima se les escapa de las manos; es decir, que cuando el hombre decide separarse de ella, siguen utilizando otra herramienta más, que insisto, este Gobierno y los precedentes desde 2005, les ha ofrecido, que es la ley de violencia de género, y su forma de seguir maltratando es acosarles a nivel judicial y denunciarles una y otra vez por violencia de género«, expone.

MALTRATO ECONÓMICO PARA EL HOMBRE MALTRATADO

Además, afirma que «esta forma de maltrato institucional también es una forma de maltrato económico, ya que la mujer gracias a las medidas recogidas en la Ley disfruta de justicia gratuita, pero no el hombre maltratado».

Respecto a la resolución en sí, le parece «vergonzoso» que se haga alusión a esto «cuando ellos mismos lo están incumpliendo».

Por otro lado, recuerda que la resolución que han tomado es que se les emitirá una certificación de víctimas de violencia de género a las víctimas en proceso de denunciar, a las víctimas cuyo procedimiento se haya archivado o con sentencia absolutoria, a las víctimas que han denunciado y que está instruyendo el procedimiento penal, a las víctimas con sentencia condenatoria firme e incluso con penas extinguidas, etc. Este último apartado es «el único» que le parece correcto.

Sin embargo, ve «terrorífico» que también se vaya a emitir una certificación a las víctimas a las que se le haya denegado una protección, pero que existan diligencias penales abiertas, o a las víctimas cuyo presunto agresor o cuyo investigado haya sido absuelto.

La diputada de Podemos en el Congreso por Asturias y candidata a la secretaría general de Podemos Asturies, Sofía Castañón, manifestó el martes en TVE que «cuando tenemos un 60% de sobreseimientos, en muchos casos. Y, sin embargo, vemos que se reincide en la violencia por parte del agresor que había sido absuelto, hasta el punto de que acaban con sus vidas, es necesario que las mujeres que están en esa situación sigan teniendo una protección» y que eso te lo da «la condición de víctima de violencia machista», porque sino no puedes acceder a ese despliegue de políticas públicas, que no tiene que ser solo en el ámbito de pareja o expareja.https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?creatorScreenName=Confilegal&dnt=true&embedId=twitter-widget-0&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NwYWNlX2NhcmQiOnsiYnVja2V0Ijoib2ZmIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH19&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1470874630395240457&lang=es&origin=https%3A%2F%2Fconfilegal.com%2F20211216-genmad-denuncia-que-la-ultima-decision-del-ministerio-de-irene-montero-destruye-la-presuncion-de-inocencia-del-hombre%2F&sessionId=c0d02b2ff8a2b9c8a152f19dbab09a2c1652937f&siteScreenName=Confilegal&theme=light&widgetsVersion=9fd78d5%3A1638479056965&width=500px

EL 80 % DE LAS DENUNCIAS INTERPUESTAS EN ESTOS 16 AÑOS HAN DESEMBOCADO EN ABSOLUCIONES Y ARCHIVOS

La presidenta de GenMad destaca que, según las cifras del Consejo General del Poder Judicial, del total de las denuncias instruidas a lo largo de estos 16 años, el 80% han sido absoluciones, archivos o sobreseimientos y un pequeño porcentaje de entre un 12 o un 14% de desistimientos. «Todo lo demás es especulación. Y esto no quiere decir que efectivamente haya un porcentaje x que no sabremos nunca de absoluciones o sobreseimientos en los que se les haya declarado inocentes cuando de facto no lo son, pero también podríamos afirmar que en el bloque del 20% de condenas también podría haber un x por ciento que nunca sabremos de personas condenadas que en realidad eran inocentes», declara.

«Lo que no podemos es decir que hay errores solamente en las absoluciones y los sobreseimientos y que no hay errores en las condenas, porque porque nos consta que los hay en ambos lados. Y todo ello ha sido producido por las injerencias de la ideología de género y de los sucesivos gobiernos en la Justicia. Ese es el quid de la cuestión», asegura Carrasco.

En Genmad sostienen que «es preferible que haya 10 culpables en la calle que un inocente en prisión, porque la presunción de inocencia es un pilar básico de cualquier democracia».

Por otra parte, hace hincapié en que «España es de los países donde hay menos asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas».

Y manifiesta que como al Gobierno «no le cuadran las cifras por ser demasiado bajas, necesitan crear víctimas como sea y a costa de lo que sea» y ha criminalizado directamente a los hombres, victimizado a las mujeres y cosificado a los niños».

Publicado originalmente en: Confilegal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.