La LIVG es solo para mujeres, pero los hombres también estáis protegidos.

Hay varias formas de defender la LIVG, pero algunas me parecen especialmente despreciables.
Creo que la peor es el hecho de exigir una ley que trata diferente a hombres y mujeres, pero reaccionar ante la crítica negando cualquiera de esas diferencias.Estos días ha sido muy comentado un artículo de la fiscal de violencia de género Susana Gisbert, que podéis leer aquí:
https://threadreaderapp.com/thread/1081153889989283841.html
.
Al parecer la ley no dice en ningún lugar que se establezca absolutamente ningún agravio comparativo respecto a los hombres.
Ni en penas, ni en detenciones, ni en ayudas, ni en medidas cautelares, ni en el procedimiento judicial, ni en absolutamente nada:
Sé que muchas de las afirmaciones de Gisbert son muy cuestionables, pero no es ese el objeto del artículo.
Simplemente vamos a atenernos a sus palabras y ver su lógica interna.
.
En cuanto a la LIVG hay básicamente dos bandos enfrentados:
-Sus defensores dicen que, en pos de la igualdad, hay que establecer medidas diferencidas para hombres y mujeres.
-Sus dectractores creen que eso no es muy igualitario, y prefieren una ley sin distinciones.
.
Pero cuando los detractores ponen de relieve las asimetrías que la ley conlleva, la reacción de los defensores suele ser la de contestar que no, que la ley no conlleva ninguna de esas asimetrías.
Entiendo que es un tema más complejo que decir simplemente «la LIVG elimina la presunción de inocencia» y que sus defensores consideren que no es tal que así.
Por otra parte, es innegable que establece un proceso diferenciado para el mismo hecho delictivo.
Llegan a asignarte un juzgado u otro en función de tus genitales.
Cuando entras a la puerta de ese juzgado sabes que estás ahí por ser hombre, si fueras mujer te estarían juzgando en otro lugar.
  .    
Sin embargo, gente como Susana Gisbert nos dicen que en realidad se juzga igual.
Y justamente esa lógica perversa es la parte que más rechazo me produce por parte de este discurso: ¿para qué necesito otro juzgado si, según tú, me van a juzgar igual?
¿para qué una ley desigual si, según tú, cuando yo denuncie me van a tratar igual?
 .      
Esto tendría sentido si me explicaran cuales son las diferencias tan necesarias que impone la LIVG, ¿qué es aquello que ofrece a las mujeres y que es fundamental negar a los hombres? ¿por qué es tan importante esta ley desigual? ¿dónde están esas necesarias desigualdades?
Pero no obtengo respuesta, nunca, jamás.
Esta es solo una de las muchas veces que lo he preguntado.

Al final, parece ser, que para los propios defensores de la LIVG resulta que la LIVG no ofrece ninguna diferencia de trato entre hombres y mujeres… pero a su vez reaccionan con ira furibunda ante la idea de una ley que efectivamente no haga distinciones.
Y esto es muy cínico.
.
Si de verdad crees que hay que establecer diferencias entre hombres y mujeres, hasta el punto de defender a fuego una ley específicamente creada para establecer esas diferencias, creo que lo mínimo que puedo pedir es que me digan a la cara cuáles son esas diferencias, ¿qué es exactamente aquello que hay que ofrecer a las mujeres y negar a los hombres?

Una vez tras otra revivo la misma conversación:

-No me gusta la LIVG, quiero una ley igualitaria.

-¡¡NOS ESTÁN MATANDO!! ¡¡Necesitamos una ley que nos proteja especialmente a nosotras!!

-Bueno, para eso vale una ley igualitaria, no una que os dé ventajas, y yo también quiero estar protegido.

-¡¡Vosotros estáis igual de protegidos con el Código Penal!! ¡¡La ley no nos da ninguna ventaja!!

-Leñe, pues entonces vosotras también estaréis protegidas sin esa ley, igual que nosotros.

-¡¡Quieres acabar con lo único que nos protege!! ¡¡Machista!! ¡¡Asesino!! ¡¡Violador!!

Creo que ya está bien, ya basta, el debate necesita un mínimo de honestidad… a no ser, claro, que quieras evitarlo a toda costa.

Como apunte, gente que aún después de leerme, aún me contesta en esta línea:

Fuente: https://twitter.com/wosel_wosel/status/1081260428246818816

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.