Testimonio

  • por

¡Buenas a todos! Brevemente os voy a contar mi historia, una historia no finalizada por desgracia pero de
momento el pronóstico es favorable. Me presento, soy un padre con 2 hijos. Mi tortura comenzó al poco de
separarme, cuando todavía mis hijos eran bien pequeñitos.


Os podéis imaginar cómo ha sido mi recorrido si estáis leyendo esto, ya que seguramente seréis una víctima
más de lo que yo estoy sufriendo. Pero bueno, no quiero aburrir y voy a ir a lo concreto, porque creo que si me pusiera podría escribir un libro y bien gordo.


Antes de comenzar a contar el inicio de mi pesadilla deciros que años atrás fui también denunciado por
violencia de género, que gracias a no sé a quien… solo quedo en un susto y el mismo día del juicio rápido
fui absuelto y cómo no, la otra parte quedo sin ninguna consecuencia.


Pero lo realmente fuerte paso en marzo de 2021 (todavía sigo sin ver a mis hijos). Tras pasar esa tarde con mis hijos en casa sobre las 20:00h los lleve al domicilio materno. Más tarde en mi casa con mi actual pareja
sobre las 23:30h de la noche sonó el timbre. Allí se presento una pareja de la policía que muy cordialmente
me comunicaron que al día siguiente tendría un juicio rápido por abusos sexuales. En ese momento se me vino el mundo encima, no podía entender, no podría creer que la maldad pudiera llegar tan lejos. Ha conseguido manipular a uno de mis hijos para que diga algo de su padre que puede suponer el fin de todo.


Y aquí empezó mi calvario y así llevo 15 meses. Al día siguiente la jueza decidió suspender las visitas
temporalmente y por suerte no prisión preventiva (Gracias señor…). Mi vida por un segundo pensé que
podría terminar arruinada pero ya lo siento… nadie ni nada podrán conmigo y así ha sido.


En mi trabajo me apoyaron y confiaron en mí. Además del gran apoyo laboral conté con el de mi familia y amigos. También he tenido ayuda terapéutica (no soy un super hombre) y sobre todo constancia, pelear y hacer ver a todo el mundo que soy inocente.


Después de 15 meses de tortura por fin ha llegado el archivo de la denuncia. El sentimiento tras ello no ha sido de alegría como podrías pensar sino realmente de enfado. Mi mente no puede llegar a entender que sin haber hecho nada (más que querer a mis hijos), he tenido que estar sin ellos y ellos sin mí durante 15 largos meses. La justicia más que no ser justa yo diría que es lenta y bajo mi punto de vista en un proceso así con menores por medio debería agilizarse ya que en muchos casos lo que existen en estos procedimientos judiciales son lobos con piel de cordero. Y la verdad que cuesta muchísimo desenmascararlos.


Y por último os voy a decir una frase en la que me he apoyado y resume todo mi proceso, espero que
os pueda ayudar “Lección de Karma: Cuando un pájaro está vivo, se come a las hormigas.
Cuando el pájaro está muerto, las hormigas se lo comen a él. El tiempo y las circunstancias
pueden cambiar en cualquier momento. No subestimes o lastimes a nadie. Puede que hoy seas
poderoso, pero recuerda que el tiempo es más poderoso que tú.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.