Una conocida web recoge medio millar de diferencias legales que benefician a las féminas en nuestro país y advierte de que son muchas más.

Desde la aprobación de la Ley Integral contra la Violencia de Género en 2004, son muchos los que han venido denunciando la discriminación que sufren los hombres en pro de una mayor protección de las mujeres que, sin embargo, no parece encontrar su reflejo en las estadísticas. A ello se suman las innumerables medidas que se han ido aprobando en los últimos años con el objetivo de reducir la llamada «brecha de género«.

Aunque no hay una cifra oficial, entre los más críticos con la deriva feminista que parece haberse apoderado de nuestro país, circula el listado que desde hace tiempo se encarga de recopilar y actualizar una conocida web que ya cifra en 497 las diferencias legales existentes entre hombres y mujeres en España. Su autor: un exvotante de Podemos hoy indignado con los partidos de izquierdas, cuya historia desvelaremos más adelante.

Las diferencias más polémicas

Muchas de las medidas recopiladas en esta lista tienen que ver con el aspecto económico y laboral: desde incentivos a la contratación de mujeres, ayudas al emprendimiento, deducciones en el IRPF y complementos en la pensión, hasta baremos físicos más bajos en las oposiciones o pruebas más fáciles para las féminas, pasando por subvenciones específicas en ciertos sectores, como el audiovisual o el deportivo.

Otras tantas están directamente relacionadas con la mencionada Ley de Violencia de Género que, para empezar, contempla como «tipo delictivo diferente y agravado un hecho sólo cuando la víctima sea mujer y el victimario hombre» y establece toda una serie de ayudas en todos los ámbitos de las que, sin embargo, ellos jamás se podrán beneficiar, aunque sean maltratados por su pareja.

Además, en este punto, el autor resalta la ventaja que supone que, en el caso de las mujeres, puedan ser los servicios sociales los que determinen si son víctimas de violencia de género antes incluso de llegar a juicio, lo que les abre la puerta a toda una serie de ayudas que nunca tendrán los hombres en su misma situación: defensa gratuita, prioridad en el acceso a la vivienda protegida, ayuda para encontrar trabajo o, en caso de tenerlo, derecho a beneficiarse de una reducción de jornada, movilidad geográfica o pasar a tener automáticamente justificadas todas las ausencias o faltas de puntualidad, entre otros aspectos.

«La mayor parte de las medidas parten de la Ley de 2004 y del Pacto de Estado que se aprobó bajo el Gobierno del PP. Muchas de ellas todavía se están implementando, pero es terrible: es una diferenciación, una segregación y una discriminación constante a todos los niveles», advierte. Para comprobarlo, solo hace falta meterse en su web. Además de las medidas ya mencionadas, el autor denuncia, por ejemplo, la formación que se da a los jueces para que juzguen con perspectiva de género, «rompiéndose el derecho fundamental a ser iguales ante la ley y el de ser oído por un tribunal imparcial», o que ninguna institución publique los menores asesinados por sus madres, «mientras que varios ministerios, incluido el de Igualdad, sí lo hacen con los hijos asesinados por sus padres que, además, cuentan como violencia de género».

Otras medidas controvertidas

En cualquier caso, la lista es muy variada y no todo tiene que ver con este asunto. La última diferencia que denuncia esta web es la reforma aprobada por PP y PSOE para proteger a las personas con discapacidad, con «especial atención a mujeres y menores». «Otra losa más en el auténtico apartheid contra los hombres en España, esta vez, directamente en la Constitución», lamenta el autor, que también incluye en su recopilación las numerosas instituciones que defienden y representan a las mujeres en España y frente a las que no existen otras parejas para los hombres: desde el Instituto de la Mujer y un sinfín de asociaciones que reciben jugosas subvenciones públicas, hasta el Ministerio de Igualdad, pasando por las numerosas concejalías y consejerías que hay en ayuntamientos y comunidades autónomas.

Precisamente a nivel local y autonómico, son muchas las ventajas que se mencionan: 40% de plazas reservadas en los Mossos, bomberos y agentes rurales en Cataluña, o en las oposiciones la Guardia Urbana de Barcelona; derecho a bonificación del 80% en la expedición de la primera licencia de pesca en Canarias; derecho a cursos para aprender a montar en bici pagados por el Ayuntamiento de Sevilla o ayudas para sacar el carné de conducir en Valladolid; convocatoria de empleo exclusiva para mujeres por parte de la empresa municipal de aguas de Gijón; taxi gratis para volver a casa en las fiestas de Maracena o la posibilidad que existe en muchas ciudades de España de que el autobús nocturno pare en la puerta de tu casa sólo si eres mujer. «Debe ser que los hombres somos inmortales y yo no lo sabía», apunta con ironía el autor de esta recopilación.

En líneas generales, «todas las diferencias favorecen a las mujeres excepto una: ellas no pueden ser curas —advierte—. Excepto esa actuación de la Iglesia, todo trato legal y toda diferencia de trato institucional, oficial, es en favor de las mujeres y en perjuicio de los hombres».

Profesor y exvotante de Podemos

A pesar de que prefiere mantener su anonimato, el hombre que hay detrás de esta famosa lista tampoco se esconde, y lo cierto es que su historia sorprenderá a más de uno. Habida cuenta de los prejuicios que rodean todo este asunto, muchos pensarán que se trata de un hombre de derechas que probablemente haya sido acusado de algún delito relacionado con la denominada violencia de género. Nada más lejos de la realidad. Se trata de un profesor de instituto —exvotante del PACMA y de Podemos, según él mismo confiesa a Libertad Digital—, que decidió estudiar a fondo la «discriminación» que sufren los hombres en España tras ver el vídeo de un juicio que circulaba por internet.

En él se veía a dos hermanas que acusaban a un hombre de maltrato. Tras escuchar su testimonio, éste le mostraba al juez un vídeo que había grabado —y del que las mujeres no tenían constancia— que desmontaba todo lo dicho por ellas. «Después de enseñárselo, con toda la educación del mundo, solicitaba que se dedujera testimonio contra ellas por denuncia falsa. ¿Tú sabes la bronca que le echó por pedir eso? Yo cuando lo vi me quedé alucinado y fue entonces cuando decidí ponerme a investigar y me empecé a dar cuenta de todo lo que había. Me quedé escandalizado».

El resultado está hoy al alcance de todo el mundo y aunque 497 medidas puedan parecer muchas, reconoce que «no están todas, porque es imposible abarcarlas«. Como buen profesor, intenta ser didáctico y no se deja llevar por lo que encuentra por internet. «Las cosas hay que documentarlas y demostrarlas», insiste el autor, que siempre procura incluir los enlaces al BOE, a las páginas de los Ayuntamientos o a la institución que anuncia cada medida.

Contra los derechos humanos

Cuando le preguntamos qué es lo más sangrante que ha encontrado, no es capaz de elegir una única medida. «El problema es el conjunto. Me quedé horrorizado con todo lo que encontré, porque la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice que todos somos iguales con independencia del sexo. Por tanto, nada de esto tiene sentido», insiste.

A aquellos a los que les choque que sea alguien que votó a Podemos el que lo denuncie, les responde sin rodeos: «Precisamente porque me consideraba de izquierdas, uno de los principios más elementales que siempre he defendido es que nadie tenga privilegios sobre nadie. Eso es la igualdad. Pero una cosa es tener mentalidad de izquierdas, si es que eso existe, y otra cosa muy distinta son los partidos políticos. Los partidos que hoy dicen ser izquierdas, junto con todos los partidos que están creando leyes que rompen la igualdad ante la ley sin distinción por razón de sexo, están vulnerando la Declaración de Derechos Humanos».

La deriva es tan «absurda», que él mismo ha tenido que vivir en primera persona situaciones tremendamente injustas. «El año pasado, a una alumna mía le concedieron un premio porque era la chica con mejor expediente académico. Era una convocatoria sólo para mujeres, así que, si había un chaval que tenía más nota que ella, pues nada, se quedaba sin premio. ¿De verdad esto tiene sentido? Yo creo que no».

Artículo original: https://www.libertaddigital.com/espana/politica/2024-01-12/las-497-ventajas-de-ser-mujer-en-espana-un-exvotante-de-podemos-denuncia-la-discriminacion-que-sufren-los-hombres-7086252/

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *